Reincidentes

miércoles, 20 de enero de 2010

Punto final


Punto final

Mañana seré yo
el vagabundo en tus recuerdos,
la noticia que aplaste tu pecho,
el polvo de tus huellas,
los dientes de tu angustia.
Seré yo
esa pregunta sin réplica,
la oscuridad de tu cárcel,
el zumbido del poema,
el aire del silencio.
Seré yo
la hormiga que recorra tus venas,
el tren vacío de la vidorria,
algo atrapado en tu cuerpo.
Seré yo
mañana
sentado en el umbral de la poesía
esa mancha de tinta
sobre una hoja en blanco.

19/01/10

11 comentarios:

Luca Di Metrio dijo...

está muy bueno che

Martín Jiménez Guerra dijo...

Gracias Luquita. Sin gerundios, la vida es mucho mejor, jaja.
Abrazo.

dear dijo...

La mancha de tinta.

Que bueno que lo que escribis no es simple mancha sino poesia, muy buena.

SLDS!

©Claudia Isabel dijo...

Martín, me gusta tu poesía...me quedo leyendo
Claudia, desde La Perla de Janis

Martín Jiménez Guerra dijo...

Dear, Claudia...muchas gracias por estar continuamente y por sumarte a este tren, respectivamente.
Saludos.

Merche Monroy Fernandez dijo...

Encontre tu poesia, por casualidad, ( delicias inesperadas de internet) y he de decirte que me ha encantado. Soy redactora de una revista digital (http://www.madridenmarco.webege.com/documents/quienes.php)y si no tienes ningun incoveniente, podria enviarte una entrevista, o podrias hablarme de ti y de tu obra, para publicar un articulo sobre ti y que te conozcamos, por estas tierras de Madrid. Mi correo es merchemonroy@gmail.com, si te apetece, hablamos de ello.
Felicitarte por tus versos, Martin.

Martín Jiménez Guerra dijo...

Gracias Merche. Ya te envié un correo.

Besos.

Juan Hurtado dijo...

Martín, cómo va.
El poema es interesante, claramente la repetición constante del "seré yo" le da fuerza al poema y te afirma, pero ojo, a no creer que toda repetición da fuerza, en ciertos casos el poema pierde fuerza por esa repetición.
Ej. yo quitaría el yo, del último "seré yo" y dejaría:

Seré
mañana
sentado en el umbral de la poesía
esa mancha de tinta
sobre una hoja en blanco.

Con respecto al final del poema me parece que decae, viene con una fuerza increíble, y al final mmmm, no sé, se siente una piedra, una caída, pero bueno, esto es simplemente una crítica constructiva.
Otra cosa, creo que "los dientes de tu angustia" sobra. Fijate que si lo quitas no quita y es una lástima, porque el poema continúa en una línea de imágenes concretas, interesantes, por ej. "la hormiga que recorra tus venas", pero "los dientes de tu angustia" parece colgado, fuera de toda imagen que crea el poema.
El "algo atrapado en tu cuerpo" quizá también quede medio colgado.
Es muy bueno "el tren vacío de la vidorria"

Ahora, fijate que el poema tiene muchas imágenes que fueron muy dichas, ej. "el umbral de la poesía" "la mancha de tinta en una hoja en blanco" "el aire del silencio" "el polvo de tus huellas", creo que hay que correrse de la cotidianeidad de las imágenes. Ponge dijo que la poesía contemporánea es una poesía de imágenes, pero ciertas veces nos vamos a la cotidianeidad de la imagen, yo me correría de eso, aunque el contexto justifique tus imágenes hay algo que es la inocencia de la imagen de algún modo virgen, no dicha, la imagen que impacta.
El poema es muy bueno Martín, claramente podes seguir trabajando en él y sacar algo de mejor calidad.
En el poema, otro poema.
Busca adentro, no te niegues el encuentro.
El espacio en su comienzo es una hoja en blanco neutra que se carga de significado a través de la interacción de las diversas imágenes y elementos que lo van componiendo.
¿No te parece muy amplio ese final?
Yo no me metería con la hoja en blanco, más allá de que la hoja en blanco a mi parecer es el estado pleno de pureza antes del manchón, de alguna forma está muy explicito y se pierde el misterio.
En el tiempo que tuve de taller aprendí que los grandes temas como "eternidad" "muerte" "infinito" "vida" llevan en su vientre el peligro de cae en ellos y perder todo lo anterior escrito.
De alguna forma el final del poema tiene algo de esto que te digo, cae y se pierde.

Seré
mañana
sentado en el umbral
esa mancha de tinta
sobre una hoja.

¿No te parece?

Todo es construcción.

Desde mi parecer el poema tiene muchas cosas positivas y ciertas cosas que merecen una revisada, claramente esta es mi critica y tomo al poema como objeto de mi critica, el poema habla por si solo Martín.
Un abrazo; interesante tu trabajo.

Martín Jiménez Guerra dijo...

Gracias Juan. Siempre son bienvenidas las críticas constructivas.

Abrazo.

Daniel dijo...

Excelente poesía.

Saludos poeta.

Anónimo dijo...

La encuentro muy buena de verdad, la sensacion de tu ausencia que trasmites atraves de otra persona. Encuentro palabras que como todos los que escriben los hacen distinguir que sea por afecto o simplemente inconcientemente, tipo: hormiga, venas etc. La ultima frase es estupenda, describir "Punto final" que es el titulo del poema para terminarla, es creativo de verdad.

Zara Pareja.