Reincidentes

sábado, 9 de mayo de 2009

Detrás de aquel quizás


Detrás de aquel quizás

Y me fui tras aquel quizás
donde se esconde la mirada
que nunca te escribieron.
Detrás de aquel quizás
donde acurruca la esperanza.
Detrás de vos. Envuelta en el desasosiego
vestido de lagrimas de caramelo, desnudo
de todo lo que nunca quisiste exponer.
Vos detrás de vos y yo
cansado de sentarme sobre el viento
que se llevó aquello que no me diste.
Atosigado de recuerdos
que derrumban los días que no pasaron,
los sueños que inventaste y un par de latidos miniaturas
que colmaron todo el después.
Después de haberte ido detrás
de aquel quizás que nunca debí presentarte.
Después de aquel golpe en la boca del estómago del corazón
Después de vos
agaché el ego, me mantuve al filo de la memoria
me limpié los ojos del alma
y salí a navegar tras aquel quizás
que nunca debimos morder.

6/5/2009

2 comentarios:

ojos de suri dijo...

Pasaba para saludar y me encontré con esos "latidos miniaturas" de abrazo tibio, de amor anhelado y trunco.Muuuy bonito.
Besotes!
Anita.

AlbanyGC dijo...

Se me estremeció el alma y se me aceleraron los latidos…te felicito gran obra.