Reincidentes

martes, 24 de marzo de 2009

De la vida y otras cuestiones


De la vida y otras cuestiones

En el umbral de mis ojos voy a sentarme
a contemplar el paisaje del destino.
Demoleré todo lo que no es vida
con palabras
te morderé el corazón.
Arderá la poesía en los rincones
de tu alma, la angustia se asfixiará
en besos de esos que un verso
nunca llega.
Nacerá en lo hondo de vos
aquello de lo sublime de existir.
Se mimetizará.
Vivirá, sufrirá, gozará
algunas veces ha de morir
otras tantas.

3 comentarios:

Luna dijo...

Precioso, profundo, sentido, me encantó Martincín, un abrazo!!


Un zumbido
en la pantalla.

Una uña
en el corazón.

Un verso.

Una palabra.

¿ Con cual de ellas
intentas despertarme?

DeaR dijo...

Hay cosas que sólo se pueden y se deben decir de esa forma, así, tal y como has logrado hacerlo en este poema.

Te felicito.

Reptante dijo...

Tiene usted, amigo, un gran poder con la destilación de las palabras para hacer poesía. Es bien difícil alcanzar esos tenores en que se deshecha todo eso que es hornamento y marrullería, para imprimir los deseos, los anhelos, las promesas, de esta forma tan bella. Es usted, sin lugar a dudas, un gran poeta amigo.

Un abrazo.